Según Forbes, Rihanna es la cantante femenina más rica del mundo con una fortuna de $600 millones de dólares.

Rihanna está por encima de artistas como Madonna con $570 millones, Celine Dion con $450 millones y Beyoncé con $400 millones.

La revista Forbes atribuye su riqueza a su asociación con la famosa marca LVMH, no tanto por su carrera musical.

Rihanna y LVMH son co propietarios de la marca Fenty Beauty, marca que tuvo gran éxito de la noche a la mañana.

Forbes informa que el resto de su fortuna proviene de la línea de lencería Savage X Fenty.