Desde mis inicios formales como cinéfilo empedernido, tuve conocimiento de un cineasta estadounidense llamado David Lynch, sin embargo, evite las obras de este último, a propósito, durante mucho tiempo, ya que en mi rondaba cierta duda e incluso lo puedo denominar escepticismo acerca del cine del originario de Montana.

David Lynch

Empero, y apropósito de un reciente estudio acerca de la estética cinematográfica, me vi con la necesidad de ver a Lynch. Y comencé con Eraserhead la misma que vi unos 10 minutos y quite, y no porque se me hiciera un film aburrido o poco interesante, son todo lo contrario me gusto y me intereso, pero, como lo menciono anteriormente ya tenia cuentas pendientes con el Sr. Lynch, y en mi mente rondaba un título muy específico “Mulholland Drive”

Así que, tuve que desistir de ese gran film a blanco y negro como lo es Eraserhead, y reproducir la ya mencionada “Mulholland Drive” en primera instancia, quiero que quede claro que siempre, siempre es un deleite ver a la guapísima Naomi Watts.

Mulholland Drive (2001)

Aunado a este gran placer, Lynch me voló la cabeza con este film, ya que se está tan mal acostumbrado a la estructura del relato aristotélico, que la mente de manera automática le quiere dar este sentido racional inmediato, si se me permite el término.

O lo podemos traducir a buscar esta estructura clásica en el film, pero no se da en ningún momento, incluso a la hora de llegar al final, tienes esa sensación de un mundo de posibilidades dentro de diversos mundos; incluso.

La película es sombría desde el punto de vista, mental, es decir, te tiene haciendo conjeturas a lo largo de ella, que se torna un gran ejercicio mental; ¿Por qué?

Porque a partir de este film te puedes dar cuenta que tan predeterminada o estereotipada tienes tu mente, de el ser y el deber ser de las cosas, de las situaciones, de la vida misma, y me permito mencionar, que, si es así, si tu mente presenta esta cuestión de ya tener predeterminadas las cuestiones, es algo peligroso.

Mulholland Drive (2001)

Y en consecuencia te será muy difícil entender el film, por ello se debe de despojar de todo pensamiento de carácter racional/social, y dejarte llevar por la gran cantidad de posibilidades que plantea del director, para así ir entendiendo un poco la intención de este mismo.

Sin lugar a dudas es un buen largometraje para iniciarse con Lynch, espero que hayan visto el film, que fue parte de la recomendación de Diciembre y si fue así, vuelvan a verlo, en serio es de esas joyas cinematográficas que dejen por días con una profunda duda de lo que pasa en la película.

Sigan visitando los artículos, lean los posts anteriores, y compartan el arte y la cultura, también recuerden que les estaré escribiendo por este medio de cine, libros y series.

Saludos desde el olimpo, gracias infinitas.