Niño Perdido fue el nombre de lo que ahora se conoce como Eje Central en el Centro Histórico de la Ciudad de México, llamada así por trágicos sucesos que ocurrieron en esa calle en la época de la colonia, donde una madrastra violenta y egoísta, asesina y esconde al hijo de su debilitado esposo.

Actualmente y según informes de la Fundación para la Justicia y el Estado Democraático en los últimos doce años se reportaron oficialmente al menos 5 mil 452 menores desaparecidos de los cuales 3 mil 217 son niñas y 2 mil 235 niños, esta cifra representa el 18 por ciento del total de casos de desaparición de acuerdo al Registro Nacional de Personas Desaparecidas.

La pieza musical de Sonido Gallo Negro incluye un respetado y admirado invitado, el maestro acordeonista, Carmelo Torres quien es considerado como uno de los principales protagonistas de la historia de la cumbia colombiana, de la cumbia sabanera con su estilo de acordeón rural, de la cumbia de San Jacinto, de la región caribeña de Colombia.

Gabriel Lopez (guitarra y farfisa) compuso la canción y en un ejercicio conjunto todo los gallos : Israel Martinez (bajo), Enrique Casasola (pailas), Lucio de los Santos (flauta), Edwin Irigoyen (congas), Dario Maldonado (guitarra y samplers), Jorge Alderete (theremin), Roberto Vargas (güiro y percusiones varias) le dieron vida a Niño Perdido.
Niño Perdido también cuenta con un video oficial donde Sonido Gallo Negro une esfuerzos con la productora Cañaclara, quien interesada en contar buenas historias visuales, crea una historia visual de una leyenda, teniendo como motivo Niño Perdido (la canción).

Con recursos visuales muy ingeniosos  se genera una atmósfera enigmática y oscura de esta historia musical en donde participan varios artistas. 

Escuchen por acá “Niño Perdido” de Sonido Gallo Negro.