Sabemos que hay diferentes tipos de fans, algunos muy amigables y otros demasiado eufóricos que en su intento de obtener una foto, un autógrafo, etc, llegan a lastimar a otros fans e incluso al artista, lo cual no esta nada padre. Este incidente se presento en uno de los conciertos de Morrissey durante su show en Copley Symphony Hall. 

Después de algunas canciones, el publico se emociono demasiado provocando que algunos fans intentarán subir al escenario para poder tocar a Morrissey mientras cantaba “Every Day Is Like Sunday” uno de estos fans fue quien tuvo un impulso mas agresivo por llegar al cantante logrando golpearlo, mientras intentaba escapar del cuerpo de seguridad quienes lo arrestaron tras el incidente.

Mas tarde Morrissey dio una declaración en Facebook sobre lo sucedido donde dice: Que puede mal interpretarse la acción del fanpor querer golpearlo, lo cual no es verdad, el menciona que fue un arranque de euforia por llegar a el,  lamentablemente el concierto se dio por terminado después de esto.